fbpx

Hoy en día no es difícil ver cómo se superan con frecuencia récords de todo tipo en las diferentes redes sociales. Visualizaciones, likes, retweets… Los personajes públicos son capaces de conseguir en cuestión de minutos mover a las masas con un simple selfie, una noticia o un vídeo.

Esta semana la noticia la protagoniza Taylor Swift, cantante que difícilmente pasa desapercibida, no sólo por su música sino también por sus innumerables malas relaciones con otras cantantes y personajes públicos.

Esta famosa cantante americana ha batido el récord histórico de reproducciones en el debut de un vídeo publicado en Youtube, con 43 millones de visualizaciones en tan sólo 24 horas. Este récord ha superado al anterior conseguido por Psy, con la canción “Gentleman”, publicado en 2013, y que consiguió 36 millones de reproducciones en su primer día.

Como amantes de la música y las redes sociales, hemos querido aprovechar este revuelo para analizar la influencia del uso de las redes sociales de los artistas así como de su vida privada para promocionar los trabajos que publican.

Campaña previa en sus redes sociales

Con “Look what you made me do”, Taylor Swift no sólo llama la atención mundial con el lanzamiento de un nuevo y polémico single, que es el preludio de la llegada de su próximo álbum “Reputation”, el próximo 10 de noviembre. Esta cantante, ha utilizado sus redes sociales de modo estratégico para preparar al público para la llegada de su nuevo trabajo, este 28 de agosto.

Con sus cientos de millones de seguidores, Taylor Swift eliminó todo el contenido publicado en sus canales unos días antes del lanzamiento. De este modo generó la gran incógnita y el revuelo en todos los medios consiguiendo crear una expectación sin decir una sola palabra.

Posteriormente, realizó una campaña teaser, con publicaciones en Instagram que lanzaban pequeñas insinuaciones o ideas sobre su videclip así como la fecha de lanzamiento del mismo. Ya estaba todo conseguido. Lanzó el anzuelo y todos picamos con un interés fuera de lo normal sobre su nuevo single.

Taylor Swift en Instagram

Mensaje de “Look what you made me do”

Pero no queda todo ahí. Actualmente las noticias sobre la vida privada y relaciones entre artistas parece superar el interés natural por el trabajo que estos realizan. Y como ya hemos comentado, Taylor Swift es experta en destacar y airear sus problemas con otros artistas y personajes como Katy Perry, Kanye West o Kim Kardashian. Bien, pues para rizar más el rizo, la cantante ha creado su “Look what you made me do” haciendo múltiples referencias a estos personajes, así como a todo lo que se ha criticado de ella en los últimos años. De hecho en el videoclip hace una burla continua a sí misma y a su evolución musical e incluye una conversación telefónica en la que afirma que la antigua Taylor Swift ha muerto. Con esto y con el estilo rompedor de tecno y rap ha decidido ofrecer una nueva imagen y atacar con su propia música a todos sus detractores y enemigos.

Nos parece muy interesante este tipo de estrategias, que nos llevan a plantearlos como ejemplos de éxito (sólo tenemos que ver los millones de visualizaciones de este vídeo, que no dejan de aumentar) y preguntarnos si se habrían conseguido los mismos resultados de no haber realizado la campaña previa y un single con un mensaje tan fuerte y claro.

Vemos que el uso de las redes sociales de esta manera ayudan a impactar en el público, y siempre es interesante tomar ideas de las estrategias de los número 1. A continuación podéis ver el polémico videoclip.